Instrucciones para hacerse amigo del monstruo del armario

Instrucciones para hacerse amigo del monstruo del armario efe restrepo y garitma

    Instrucciones para hacerse amigo del monstruo del armario

    Garitmotion: Cortometraje Garitma y Efe Restrepo

     

    Advertencia: Solo para valientes
    Cuando temerosos nos hallamos en medio de la noche por culpa de una extraña sensación, lo más probable es que un monstruo (en este caso uno de los que habitan en el fondo del armario) se haya encaprichado con nosotros.

    Son criaturas adorables y hermosas (a su modo), pero no se recomienda acercarse a ellos hasta que hayan pasado dos noches desde su primera visita; hacerlo antes de este tiempo puede desencadenar su furia.

    Desde el instante en que se note la presencia extraña en uno de los rincones de la habitación se tiene que permanecer en calma, casi inmóvil, procure respirar despacio. Pues cualquier movimiento los hará sentir el mayor de los miedos y el monstruo que se ha acercado a nosotros no regresará.

    Para la segunda noche el monstruo espera que usted esté despierto, por lo tanto siéntese en el borde de la cama, así el monstruo podrá ver cómo es usted. Conserve la distancia y haga el gesto amable. Si le ha caído en gracia al monstruo él emitirá en tierno ronroneo que indica un próximo encuentro.
    En la tercera noche su monstruo quiere conocerlo más, así que antes de que llegue deje una de esas pequeñas lámparas encendidas para que se vean con mayor claridad, luego invítelo a que se siente en la cama, dígale su nombre, su edad, su fecha de cumpleaños, lo que le gusta, sus sueños y temores. El monstruo escuchará atentamente cada detalle y se fascinará si usted también decide contarle acerca de su mejor recuerdo. Luego cuando termine de hablar pregúntele al monstruo de dónde viene, apuesto que describirá un fantástico mundo al interior del armario, y tal vez algún día lo pueda invitar allá.

    El resto de las noches se tratará de puros juegos, invite al monstruo a vivir aventuras, utilice las sillas de su casa para recrear castillos, léale un cuento, busquen juntos un lugar especial para recrear historias. Acaricie al monstruo debajo de la barbilla dos veces por hora exactamente y cada dos días dele de comer una gran cantidad de dulces de todo tipo, por más increíble que parezca la gran dulzura de un monstruo se agota sino recibe una buena dosis de azúcar.

    Como último dele al monstruo un amuleto hecho por usted mismo y para cada noche de visita invítele a conocer una parte de su mundo, recuerde que el monstruo ha salido del armario en busca de una aventura extraordinaria y a ti te ha elegido como el guía de su propio mundo de juegos.

    Texto por Efe Restrepo e Ilustrado por Garitma

    Efe Restrepo
    Efe Restrepo
    Podría escribir muchas cosas sobre mí, unas ciertas, otras no tanto. Tal vez todas estén llenas de fantasía o quizá de realidad...

    Una persona súper genial acaba de leer hasta el final y se suscribió aquí abajo para no perderse ninguna noticia como esta