Deseos en el aire


• Dic 24, 2017

Los deseos
vienen de los huevos.
Tan frágiles ellos
son que al son de cualquier
canción
se estortillarán y morirán
de un sopetón.

En el instante
que se te ocurra un deseo
lanza el huevo al aire
con confianza,
algunos vienen
con alas y se quedarán
en el aire para siempre
y no se cumplirá.

Otros vienen
con menos suerte
en el suelo se estortillarán
y tu deseo tampoco se cumplirá,
a menos que tu deseo
haya sido tener
un huevo en el suelo.

Los deseos no van al aire,
los deseos no van al suelo,
los deseos vienen de los huevos
que tienes que poner
para que se vuelvan realidad.