Poemas

Nunca harás silencio porque en el momento en que tu boca esté cerrada tu rostro nunca callará.

Eres mi parte favorita de todo el año, una estación para quedarme desde que el sol sale hasta su ocaso.

Desearía tocar con las puntas de mis dedos ese aroma que se me escapa cada vez que lo detecto.

Si te soy sincero solo me he leído los cuentos que han sido por obligación y tú con esa clase haces parte de esas historias que tengo que leer.

Dejaste de ser tú en algún momento.

Ahora que sé que eres tú quien toca mi ventana por las noches. Te mantendré letras y galletas para mimarte.

El miedo a volver es lo que nos crea el impulso a quemar los caminos y a eliminar hasta el más minúsculo pálpito que pueda quedar entre las huellas del camino.

Qué le pasa al mundo que solo escupe personas destruidas.

No te preocupes si me enamoro o no. No te preocupes si me rompes el corazón o no.

Hay noches en las que escucho tu voz martillando mis recuerdos.

A mis ojos que me han hecho lo que hoy soy y lo que más problemas me ha traído.

La operación no pudo ser completada. No ha sido posible aceptar la disculpa solicitada porque superó el tamaño máximo permitido.