Ya me había aprendido el camino.
Me caes tan bien que te podrías caer encima.
Te hago ojitos chinos porque te veo como un sueño.
No me di cuenta cuando perdí tu atención.
Esperaba más corazón de tu parte.
No somos ficción aunque parezca irreal.
Diré que no digas nada más.
Lo más parecido a ti es repetir.